Nuestra invocación:
"Codigo Abierto.
La situación está controlada...
El objetivo ha sido CONFIRMADO..."

17 may. 2010

Un año más viejos


Es tal vez, la única vez en este año, si no surge otro acontecimiento, en el que posteo antes de la medianoche. Según el blog, recién son las 22. Aquí ya dió las 0:00

Es que, esto obedece, a que me pongo un año mas viejo.

Sep. 23 años bien cumplidos.

En este post, nada de Filosofía barata y zapatos de goma. Mucho de amor. Igual postearé los dos religiosamente, de mañana y de noche.

Ni siquiera una reflexión de vida, aunque lo haga.

Extraño mucho a papá. Y siempre me hará falta.

Amo a mi madre, que siempre está conmigo.

Le adoro a mi hermana, que esta aquí siempre.

A mi cuñado, que hace la vida mas chistosa, y por ende, mas hermosa.

A Jaz, mi amor, mi vida, mi sol. No tengo palabras. La amo, y se que me ama. Es la emoción mas bella del mundo.

A todos mis amigos. Mi vida sin ellos no sería igual...

Feliz cumpleaños a mi.

Y saludos a todos...

Benedetti me robó el verso

Ya es un año que Mario Benedetti dejaba este mundo terrenal.

Nos dejaba muchas novelas, muchos poemas.

Y también nos dejaba el.

Un luchador enamorado, le decíamos los tertuliadores de Dela vita...

Y como tal, no encuentro mejor homenaje para el maestro, que regalar uno de sus poemas a mi adoración, a mi amor:

Es una lástima que no estés conmigo
cuando miro el reloj y son las cuatro
y acabo la planilla y pienso diez minutos
y estiro las piernas como todas las tardes
y hago así con los hombros para aflojar la espalda
y me doblo los dedos y les saco mentiras.

Es una lástima que no estés conmigo cuando miro el reloj y son las cinco
y soy una manija que calcula intereses o dos manos
que saltan sobre cuarenta teclas o un oído que escucha
como ladra el teléfono o un tipo que hace números y les saca verdades.

Es una lástima que no estés conmigo cuando miro el reloj y son las seis.
Podrías acercarte de sorpresa y decirme "¿Qué tal?"
y quedaríamos yo con la mancha roja de tus labios
tú con el tizne azul de mi carbónico.

(Mario Benedetti - Amor de Tarde)

Como diría su servidor: Te quiero, te deseo, te amo, amor.

Dos Caras

En estos momentos estoy en una etapa de mi vida, donde todo brilla.

Pero no puedo olvidarme de mis múltiples personalidades, todas en una sola.

Pintadas de negro y gris, de repente oscila un blanco en mi vida.

Tal vez sea la dicha, pero igual está el temor.

Extrema Soledad, que me abunda, y me permite ser lo que soy realmente bajo capas y capas de felicidad y alegría.

Impotencia de amar, tal vez, por mi carácter especial.

Siempre tenemos dos caras de la moneda. Dos caras.... Una que es abierta al publico, y la otra... Que nosotros mismos no queremos ver.

Acción y reacción. Causa y efecto. Tema y consecuencia.

Hay veces que filosofo demasiado en mi mismo, o me auto analizo psicologicamente.

Y me asusto al leerlo.