Nuestra invocación:
"Codigo Abierto.
La situación está controlada...
El objetivo ha sido CONFIRMADO..."

14 may. 2010

Pensamientos desbancados

Es increíble como me sorprende la mente humana.

Mas aun, la mía.

Imagínense: antes de escribir la primera oración, estuve mirando fijamente la "hoja en blanco" durante media hora.

No es que no haya tenido algún tema para escribir. Temas me sobran.

Solo que no sé aun como encararlo de manera mas atendible. Si a mi no me cuadra lo que pienso, raras veces lo digo.

Inclusive ahora mismo, mis pensamientos desbancados me juegan una pasada muy incomoda.

No quiero que este blog sea acto de presencia y retirada. O el siempre bien ponderado "toco y me voy".

Pero por esta vez, así será.

Archivaré ordenadamente mis pensamientos, y en la mañana estaré mas prolijo.

Y con mis posteos listos para entrar en acción.

Evolutivos, evolucionando...


Una canción muy bella, que lo escucharán en el podcast de este blog, reza que:

No eran buenas esas épocas...
Malos eran esos Aires...
Fue hace 25 años...
Y vos existías.
Sin existir todavía...
La canción es la que abre el espacio musical de este espacio. Es del grupo argentino Gotan Proyect. ¿La canción? Época. Del disco Revancha del Tango, del 2002.

A pesar del punto de protesta de esa música en particular (habla de los desaparecidos de la dictadura argentina, y por que no, de las dictaduras latinoamericanas), me gusta escuchar esta musica para rememorar los buenos aires por los que he pasado.

A pesar de ser tan corta mi existencia en este mundo, creo que he dejado marcas puntuales en algunas personas, que servirían de anécdota para muchos, como ellos han quedado para mi.

Simples anécdotas...

En demasías peripecias nos hemos metido en nuestra vida, sea esta indefectiblemente corta, o prontamente larga.

A pesar de todo, atesoramos esos momentos. Por algo que nos llama la atención, o nos marca hasta más no poder, dejamos este recuerdo en una caja de cristal.

Es lo que nos recuerda que seguimos vivos.

Amor, dolor, alegría, odio. Puntos cardinales que definen nuestras memorias.

Soy de las personas que viven y marcan cada segundo. Cada vuelta del reloj es una marca en mis pensamientos y en mi alma.

Se que cada historia debe terminar. Todo libro tiene su desenlace.

Pero al menos, se que este libro tendrá varias paginas.

Y es la historia que esta escrita la que vale, plasmada en hojas de oro.

Y mi descendencia mirará orgullosa mi historia.

Somos seres evolutivos, que estamos evolucionando permanentemente.

Pero siempre, siempre, dejamos nuestra marca.

No encuentro mejor frase que englobe esta idea, que la emanada en el primer verso del cántico estudiantil Gaudeamus igitur:
Gaudeamus igitur iuvenes dum sumus

"Disfrutemos pues, mientras aún somos jóvenes"