Nuestra invocación:
"Codigo Abierto.
La situación está controlada...
El objetivo ha sido CONFIRMADO..."

16 oct. 2010

Mi vida en la ciudad

Lunes otra vez, sobre la ciudad.
La gente que ves, vive en soledad.
Sobre el bosque gris, veo morir al sol...
Que mañana, sobre la avenida nacerá...
Sui Generis - Lunes Otra Vez

Vivir solo en una ciudad tan grande como es Asunción, soltero y con toda una vida por delante, sin ánimos de destruirla en el proceso, es demás provechosa. Mas aun si eres un joven que oscila entre los 18 y 25 años de edad. Flor de juventusssssssssssssssssssss...

Según un estudio realizado por la ECLAC, dependiente de la ONU, en el año 2005, un 67% de la población juvenil esta activa en el mercado laboral, siendo los hombres mayoría que las mujeres, y que dicho indice responde a la calidad de educación de los jóvenes. A mayor educación, mejor posibilidad laboral.

Esto, de manera totalmente personal, es bien parecida. Cada vez que voy caminando por la calle, mezclándome entre la gente, se percibe el empleo juvenil. Eso tan solo lo saco a colación, para que sepan como es la vida de los jóvenes en nuestra ciudad capital.

En realidad, es mi vida de la que tengo mas datos.

Despertarme a las 4 de la mañana, volver del trabajo a las 10, dormir unas dos horas, ir al café que está en Oliva y Alberdi a pasar la tarde, volver a casa para prepararme para ir a la facultad, volver de la facultad para tomarme un te y descansar, esperando un nuevo día, es rutina en días laborales. En contraparte, despertarme a las 10 de la mañana, proceder a la limpieza de la casa, y tomarme un buen vino, son procesos de fines de semana.

La falta de compañía femenina es puntual. Fuera de las amistades que consideran mi casa como su segundo hogar, la pareja es asignatura pendiente.

Sin embargo, este sábado me encuentra con un te a mis costados, y una pipa en la boca, reflexionando puramente como esta y como irá mi vida, pensando y argumentando con supuestos.

Pensar que mi vida de soltero aun dista mucho de culminar, es obvio, por mas que no quiera ni siquiera pensar en dicha realidad. Mi deseo imperioso de conocer la rutina en pareja es grande. Tonto, si, pero grande.

Vivir en la urbe, sea en cualquiera, teniendo un trabajo estable y en una casa grande, es espectacular. El sueño de muchos, según tengo entendido. El mio no lo era. Solo... sucedió.

Y así se desarrolla la vida en varias personas. Escogemos vivir como estaba "destinado" a que suceda (no soy muy amante de la ideología del destino), y desarrollamos nuestra vida, a la par.

Y cuando las ultimas campanadas suenan, miraremos en retrospectiva como hemos vivido, lanzando una sonrisa por ello, y soltando una lagrima, por las cosas que tal vez dejamos pendiente.

La vida es dura, cierto. Pero por sobre todo, mi vida es bella. Por que escogí vivirla a pleno, importe quien importe, caiga quien caiga. Y aun resuenan las letras de Charly...

C'est la vie.

Lunes otra vez, sobre la ciudad.
La gente que ves, vive en soledad.
Siempre sera igual, nunca cambiará.
(...)Es el dia triste y gris, de soledad...