Nuestra invocación:
"Codigo Abierto.
La situación está controlada...
El objetivo ha sido CONFIRMADO..."

18 ago. 2010

Futuro

Sinceramente, mis mas honestas disculpas.

Vengo teniendo pausas prolongadas para con el blog.

Y me agrada ver que los números, tanto de seguidores, como de visitas va aumentando día tras día.

Me reconforta ver eso, que mis opiniones y pensamientos, mas bien, desvaríos de una persona que va caminando día tras día, surge un efecto.

Nunca fui de los que esperan respuesta. Trabajo en radio. Usualmente, la comunicación ahí es unipersonal. Pero sabemos que habrá algún loco perdido que estará en el otro lado de las ondas, recibiendo nuestro mensaje.

Es lo mismo por acá. Se que no todos los que ingresan se convierten en seguidores, pero veo que la circulación es fluida.

Al menos, este emprendimiento personal va creciendo a mejor ritmo que su antecesor, cuando las voces ardían en llamas.

Sin embargo, no salgo de mi retiro momentáneo para hablarles de fracasos y buenos presentes. No.

Me quede pensando en esto cuando me volví a reunir con una de mis almas, en uno de los encuentros que venimos realizando en las noches, tal cual quedamos pautado.

La consulta, siendo este directo como nadie, fue concreta.

"¿Te gusta tu vida, tal cual como esta ahora?"

Mi respuesta, siendo yo igual de directo, fue acompañado de una especie de acertijo:

"Hay que mirar al pasado para comprender el presente y armar nuestro futuro"

Cada día, después de salir del trabajo, analizo lo que hice, tanto bien, como mal, y tomo cartas en el asunto. No hago este trabajo porque lo necesito. Lo hago por que me gusta mi oficio.

Así mismo, al despertarme, trato de levantarme sin malos ánimos, y antes de acostarme rezo para tener buenos augurios, analizando previamente mi jornada.

He vivido mucho, para la edad que tengo. Mi pasado es largo, entre pétalos de rosas, y vinagres amargos. No obstante, vivo cada día esperando ansioso lo que me depara el alba.

Miro siempre al pasado para comprender el presente.

Y no necesariamente, armar mi futuro.

Vivir mi futuro.