Nuestra invocación:
"Codigo Abierto.
La situación está controlada...
El objetivo ha sido CONFIRMADO..."

10 may. 2010

La primera taza de café...


Lo primero que suelo buscar en mi casa, al momento de levantarme, es mi taza azul.

Lo cargo con agua del bebedero, y lo coloco en el microondas.

Luego, programo por 30 segundos el tiempo de cocción, a fuego moderado.

Cuando escucho el "¡Clink!" ya estoy medianamente vestido para el día. 1 cucharadita de café, 3 de azúcar, y leche hasta arriba.

El vapor humeante, me permite deleitarme. Y su sabor me transporta a otros pensamientos.

En la mañana, es el unico momento del día en que estoy en paz. Importándome poco y nada de lo que sucede a mi alrededor, revalúo mis actividades. Es el único momento en que puedo cambiar mi agenda diaria.

Solo en un espacio bastante grande, disfrutando de los primeros rayos del sol...

No hay nada que me cause tanta satisfacción como mi primera taza de café.

Es lo mas monótono que existe en mi vida, debido a que es una practica casi religiosa, pero es el único momento monótono que disfruto.

Y cuando el liquido termina, la taza pierde su significado. Al menos, hasta mañana.

No mas pensamientos, no mas cambios de agenda, no mas actividades por revaluar.

Como todo tiene un inicio, todo tiene un final.
Acta est fabula.
La historia se ha terminado.